25 Formas de lucir el pelo ondulado y rizo

Recogidos ‘effortless’, melenas leoninas, peinados bohemios… ‘celebrities’ y pasarela te dan las mejores ideas para dominar tus bucles con mucho estilo

Planchas, alisadores, queratinas… los rizos y las ondas parecían convertirse en nuestro peor enemigo beauty cuando lo que pretendíamos era lucir una cabellera lisa impoluta. Si es que ya me lo decía mi madre constantemente: “¡Siempre queremos lo que no poseemos!” Y es que si tenías una melena ensortijada o ligeramente ondulada, anhelabas un alisado perfecto. Cuando, por el contrario, mantenías una melena sin curvaturas “en el horizonte”, soñabas con lucir bucles a discreción. Pues bien, ¡el alisar se va a acabar! Esta temporada, defiende la belleza natural de tu cabello y demuestra que tirabuzones y ondas también ofrecen infinidad de posibilidades. ¿Todavía no las has descubierto todas?

rizo_entree

 

MELENAS CAPEADAS Y ONDAS SUAVES

Son muchas las celebrities que se han decantado por lucir una melena larga ligeramente capeada y desfilada, una opción muy cómoda  a la hora de presentar un peinado de lo más natural —sobre todo cuando lo dejamos secar al aire—. Por otra parte, hay quienes han aprovechado las ondulaciones de su cabello para presentar melenas de ondas ligeras y desestructuradas. Para conseguirlas, nada como lavar y secar el pelo boca abajo, marcar mechón a mechón con la ayuda de unas tenacillas y, sencillamente, deshacerlas posteriormente con nuestros propios dedos.

rizo_deshecho

 

VOLUMEN XXL

Las melenas leoninas de bucles aparentemente indómitos son increíblemente seductoras, magnéticas y femeninas. Conseguir este tipo de volumen siempre dependerá del grado de rizo de cada melena, y es que si tienes un cabello muy ensortijado, con sólo secar la cabeza boca abajo obtendrás un resultado espectacular. Si por el contrario posees unas ondas menos definidas, nada mejor que hacerse con unas tenacillas y reforzar la forma de tus bucles para que el peinado dure más tiempo. Como podéis comprobar, podréis jugar con su aspecto y cambiarlo, delimitando la raya al medio —cual Sarah Jessica Parker—, a un lado —como Beyoncé— o decidiros por un ligero zig-zag  —al igual que Shakira—.

rizo_volumen

 

SÍ AL PELO A LO ‘AFRO’

No lo puedo evitar, siento especial devoción por este tipo de cabelleras que destilan sensualidad, cierto halo salvaje e incluso un guiño ‘disco’. Cada vez son más las mujeres que se decantan por el clásico afro cardando sus melenas o, decididamente, apuestan por actualizarlo con la ayuda de un flequillo, un peinado más capeado o unas mechas babylights que aporten un plus de luminosidad. ¿Quieres saber cómo conseguir este efecto aunque no tengas un rizo excesivamente menudo? Noemí Gayoso te lo explica en este tutorial.

rizo_afro

 

CORTO, ‘BOB’ Y ‘LOB’

¿Quién dijo que el pelo rizo implicase llevarlo siempre largo? Trendsetters y celebrities nos han demostrado que las melenas ensortijadas pueden adaptarse tanto a cortes pixie, como a la estética años 20’s —con un largo que alcanza la mandíbula—, o a long bobs con un extra de volumen. Los expertos recomiendan en estas ocasiones, cortar el pelo en seco para atisbar cómo quedará el resultado final de una forma más fiel. De hecho, también puedes apostar por crear diferentes longitudes en cada mechón para ganar en movimiento y naturalidad.

rizo_cortes

 

ACTITUD BOHEMIA

En un cóctel perfecto que combina ecos hippies, toques campestres y guiños étnicos, los peinados primaverales se contagian del espíritu relajado de la estación en forma de perfectos looks ‘boho’. Las melenas se dejan secar al natural sin secador, las trenzas proliferan por doquier y se esconden entre el pelo, las ondas parecen desestructurarse a medida que se pierden por el cabello; y nos dejamos llevar por coronas y diademas trenzadas. ¿Unas expertas en estas lides? Sin duda, las hermanas Olsen.

rizo_boho

 

RECOGIDOS INFALIBLES

Diademas trenzadas con nuestro propio cabello, horquillas que recogen el pelo en la parte posterior de la cabeza en un alarde ‘retro’ o lazos que sujetan el flequillo y dejan el rostro al descubierto. No se puede decir que no haya una infinidad de semirecogidos que nos ayuden a dominar nuestra melena o a darnos ese toque diferente que buscamos de vez en cuando. Del mismo modo, si buscamos un recogido de lo más acertado, en las coletas pulidas con acabado encaracolado y goma cubierta —gracias a la ayuda de uno de nuestros mechones— encontraremos al aliado perfecto. Una voluminosa coleta nos dará un aire casual inigualable y dejará que se aprecien los rizos sobremanera.

rizo_recogido_2 rizo_recogido_1

Entre los recogidos imprescindibles, no podíamos dejar atrás el moño top knot, es decir, aquel que se sitúa en lo alto de la coronilla, en este caso, presumiendo de volumen y espesura. Entre las bondades de este peinado encontraremos: la facilidad a la hora de elaborarlo, la posibilidad de convertirlo tanto en un recogido formal como en un moño casual y, como no, la practicidad. Si necesitas seguir su paso a paso, no te preocupes, Hair Romance te facilita un sencillo tutorial.

recogido_diy_3 rizo_diy_3b rizo_diy_3c

Y del moño pasamos a dar un giro —literalmente— a otro recogido sencillo: la coleta baja. En este caso, apostaremos por una versión divertida y sutil: el recogido twist. Como podéis comprobar en este tutorial de Hair Romance, simplemente tendréis que hacer una coleta baja, de la que restarán dos mechones sueltos a ambos lados de la cabeza. Posteriormente, enrolladlos sobre sí mismos o entrecruzadlos a modo de trenza para, acto seguido, unirlos a la coleta con una segunda goma sobre la primera. Hecho esto, podéis optar por dejarlo en forma de coleta o recogerlo mediante unas horquillas creando un moño bajo perfecto.

recogido_diy_2 recogido_diy_2b recogido_diy_2c recogido_diy_2d

Por último, un recogido que nos traslada directamente a los años 20’s y nos convierte en auténticas flappers. Si algo tiene el moño chignon es un halo retro y romántico sin igual. A simple vista nos parece un peinado difícil de conseguir, pero nada más lejos de la realidad. Como podréis comprobar, sólo tendréis que enrollar todo el cabello hacia la parte interior de una banda elástica, sujetarlo gracias a la ayuda de unas horquillas y la propia presión que ejerce la banda. ¡Tendréis tu moño chignon listo antes de lo que creéis! Recordad que, si queréis embellecerlo, no tenéis más que aderezar la banda con algún accesorio o comprar un modelo plagado de apliques.

rizo_diy_1 rizo_diy_1b recogido_diy_1c

Espero que os hayan gustado estas ideas y que os sirvan de ayuda en futuras ocasiones. Dicho esto, no puedo más que despedirme hasta el próximo post; no sin antes desearos un fantástico fin de semana. Bisous!

Imágenes por cortesía de Trop Rouge, Imaxtree y Hair Romance.

Deja un comentario

Tu correo electrónico no será publicado.


*