Tendencias de San Valentín: La ley de los opuestos

Descubre los ‘outfits’ más ‘cool’ e inspiradores para disfrutar de un día diferente. ¿La fórmula clave? La polaridad

Como cada año, el 14 de febrero trae consigo la exaltación del amor elevada a su máximo exponente, erigiéndose como la fecha predilecta para un sinfín de románticos empedernidos que traducen su afecto en forma de corazones, cenas, joyas o divertidos detalles que dan juego en un día tan especial. Implícitamente, revistas y blogs lanzan un salvavidas en forma gift list para los más rezagados: el regalo esencial, el look perfecto, el restaurante más cool… O, incluso, relatan la historia de aquellas parejas que han constituido pasiones épicas —quizás para inspirarnos en nuestro propio “relato”—. Pero, ¿y la nuestra? Cada pareja conforma un universo propio —grandes amigos, compañeros de almohada, romances eternos, reencuentros inesperados, amores fugaces, parejas atemporales… como die Raphael, ¿quién sabe nadie?— en la que muchas veces, la polaridad cumple todas las reglas.

 Entrada

Los polos opuestos se atraen, en un afán por encontrar a quien nos complemente y no un espejo en el que reflejarnos. Me incluyo entre aquellos que buscamos en nuestra pareja a quien saque la mejor versión de nosotros mismos, completando aquello de lo que carecemos por naturaleza. Pues bien, ¿por qué no buscar su homónimo en la moda? Amor y arte tienen una innegable reciprocidad y, quizás por eso, la moda se ha propuesto fundir cada temporada estilos y colores que parecían condenados a nunca entenderse. Qué mejor tributo a San Valentín —incluso para aquellos que evitan regalos y no creen en el afán consumista de este día— que apostar por un mix & match, símbolo de nuestra propia “polaridad”. ¿Te atreves?

 

 

¿MARINO Y NEGRO? ¡SÍ, SE PUEDE!

De dúo prohibido a combinación irresistible. Para aquellos que creían que azul marino y negro constituían una unión abominable, mujeres como Olivia Palermo, Miranda Kerr o Rosie Huntington-Whiteley le demostraron todo lo contrario. De este modo, veremos entremezclarse minifaldas de piel negra con americanas azules, monos cut-out con perfectos, o leggings de piel en negro con abrigos navy. ¿La clave de esta tendencia? Sin duda, jugar con la naturaleza de los tejidos para aportar un contraste irresistible.

opuestos_nb_1 opuestos_nb_2

 

ROJO Y FUCSIA, UN DÚO DE ALTOS VUELOS

Este dúo cromático conformó uno de los más controvertidos e inesperados de la temporada. Desde luego, habíamos visto en numerosas ocasiones al color fucsia entremezclarse con tonalidades neutras o incluso conformar el perfecto color block con tonos como el mandarina o el verde. Sin embargo, las reglas del juego han cambiado y el color shock se impone con dos coloraciones vitaminadas que han llegado a entenderse. Desde luego, no podemos decir que los outfits que conforman no estén cargados de energía, luminosidad y sean increíblemente atractivos. Entre las propuestas más adictivas: faldas midi con tops monocromáticos, conjuntos que incluyen en su estampado ambas tonalidades o trajes compuestos por pantalón capri y americana en rojo, con top fucsia incluido.

 opuestos_rr_1 opuestos_rr_2

 

NI FRÍO, NI CALOR

Hay quien sabe aunar con magistralidad tonalidades frías y cálidas en un mismo outfit. Prendas radiantes se conjugan así con colores neutros, estampados más oscuros, toques flúor y tintes metalizados. Entre las fórmulas predilectas del street style, verde y azul se erigen como uno de los dúos estrella a la hora de apostar por combinaciones que rebosen luminosidad y estilo. Mi favorito, sin duda, el outfit que conjuga una minifalda neón junto a la ‘perfecto’ azul Klein, una camisa estampada y sandalias plata. C’est magnifique!

 opuestos_otros

 

MIX & MATCH, ¡MEZCLA Y VENCERÁS!

Flores, rayas, geometrías, ¡e incluso frutas! Cuando veo imágenes de ‘prints’ de lo más dispar confluyendo en un mismo conjunto, Enrique Bunbury resuena en mi cabeza a voz en cuello: “Escribiremos nuevas reglas, ésta es la primera de ellas, está prohibido prohibir”. El ‘mix & match’, o lo que es lo mismo, ese divertido rebujo de estampados aunados en un mismo look, toma las calles con mucho garbo y un dinamismo sin parangón. Cierto es que se trata de una tendencia arriesgada que requiere de un sentido de la estética y del impacto visual muy agudizado, pero cuando conseguimos probarla y salir airosas de ello, es increíblemente atractiva y gratificante. ¿Entre sus adeptas? Helena Bordon y Olivia Palermo.

 opuestos_mix_1 opuestos_mix_2

 

LOCAS POR EL ‘HIGH & LOW’

Donde las deportivas se aúnan a una falda de paillettes, una minifalda de Alta Costura se alía con una camiseta rock’n’roll o un pantalón brillante se deja seducir por una sudadera, ahí radica la esencia del magnético ‘high & low’. Las combinaciones más inesperadas toman la calle democratizando todas las prendas de nuestro armario y convirtiéndose en una de las fórmulas más inspiradoras de la temporada. Desde luego, sus ingredientes son arriesgados, pero el resultado es siempre de matrícula de honor. ¿Te atreves con esta conjunción?

 opuestos_hl_1 opuestos_hl_2

Como decía anteriormente, qué menos que escribir “nuevas reglas” en pareja y comenzar por nuestro propio estilo. Desde luego, seáis de los que lo celebran este sábado o de los que hacen de cada día del año un San Valentín, no puedo más que desearos un inolvidable y gratificante camino. Y, antes de despedirme, como no recomendaros que os paséis por el Especial San Valentín de Look & Fashion, así como por la Gift List más romántica de Hola.

¡Que tengáis un fantástico fin de semana! Bisous!

 

 

Imagen de entrada por cortesía de Nicole Warne.

Imágenes de ‘street style’ por cortesía de: Gary Pepper, Vanessa Jackman, Diego Zuko y Who What Wear

Deja un comentario

Tu correo electrónico no será publicado.


*