Carrie Bradshaw, 30 ‘looks’ en plena tendencia

Celebramos el 49° cumpleaños de la mítica columnista, recuperando 30 estilismos icónicos que podremos emular durante esta misma primavera

Parece mentira que ya hayan pasado casi diecisiete años desde que todas nos intentamos poner en la piel de una columnista del New York Star que corría por las calles neoyorquinas enfundada en los estilismos más imitados y adictivos de la pequeña pantalla. La sombra de Sarah Jessica Parker en el papel de Carrie Bradshaw se hacía inmensamente alargada, hasta tal punto que, hace apenas una semana, los fieles seguidores de Sex and the City celebraban el que hubiese sido el 49° cumpleaños de la ficticia periodista. A través de cada una de sus seis temporadas —taxis, adoquines, escarceos amorosos, post-its y deudas económicas incluidas—, el estudiado estilo de la que se convirtió en fashionista por excelencia evolucionaba a pasos agigantados. Patricia Field, estilista y artífice de la estética de Carrie, conseguía así alzar la serie a los altares de la moda y convertir implícitamente a Sarah Jessica Parker en un verdadero icono.

bradshaw_entree

El collar nameplate, los Manolos, stilettos vertiginosos, cropped tops, faldas que alcanzaban la rodilla, ajustadísimos vestidos negros… que Patricia Field fue una visionaria y que sus complejos estilismos siguen sentando cátedra a día de hoy, es indiscutible. Sexo en Nueva York nos abrió un armario de posibilidades en forma de vestidor situado en pleno Manhattan que, a día de hoy, todavía no hemos cerrado. Y es que, en honor a sus espectadores y al aniversario de su protagonista, hoy hacemos un repaso a 30 ‘looks’ que aún estarán en plena tendencia esta primavera. ¿Estaremos ante una serie atemporal por los siglos de los siglos?

 

RENOVANDO EL ESTILO ‘WORKING’

No podríamos decir que se trataba de la mujer más entregada a su trabajo de toda la Gran Manzana, ya que únicamente se limitaban a enseñarnos un par de líneas que había escrito en su portátil y con esto ya estaba el día hecho. Sin embargo, sí que es cierto que Carrie Bradshaw nos conquistó con looks que bien podríamos llevar perfectamente a una oficina al uso. Chalecos asidos mediante un cinturón, faldas tableadas, pantalones capri o trajes sastre con escotes asimétricos acuñados por Vivienne Westwood han sido los estilismos más imitados. Prendas que, durante esta temporada, también hemos visto subidas a las pasarelas de la mano de firmas como Chloé, Martin Margiela o Diane Von Furstenberg.

bradshaw_working

 

ABRIGOS ‘CANDY’

Que los abrigos vuelven a primera línea de fuego cada temporada, es algo sabido por todos. Que este entretiempo combatiremos el tono apagado de los días grises con una gama exquisita de matices pastel, también. Además, las celebrities nos han demostrado que el azul se convierte en la tonalidad fetiche en todo vestidor que se precie. Pues bien, antes de que asistiésemos a este nuevo momento de esplendor de las prendas más edulcoradas, Carrie Bradshaw ya habría paseado sus candy coats por las calles neoyorquinas y parte de Europa, concretamente, por las Ciudad de la Luz, en un guiño a la dulzura de los colores más suaves de la paleta. ¡No me digáis que no podríamos vestirlos ahora mismo!

bradshaw_candy 

 

EL EFECTO ‘PATCHWORK’

En la pequeña pantalla, concretamente en una exposición de muebles de Aidan, vimos a Carrie Bradshaw con un abrigo estilo patchwork del que, si os dijese que estará en plena tendencia esta primavera y no os enseñase la fuente, estoy segura de que no me creeríais. Pues bien, el efecto puzzle en prendas de abrigo de ante ha sido una de las constantes de firmas como Derek Lam, quien no duda en apostar por una suerte de bloques de color a la hora de conquistar los días más frescos de la próxima temporada.

bradshaw_patchwork

 

BOTAS ‘OVER-THE-KNEE’

Preferiblemente negras —con concesiones al gris—, de ante y caña exageradamente alta. Éste es el modelo de botas over-the-knee predilecto del street style durante la presente temporada y también de Carrie Bradshaw hace ya una década. De este modo, vimos a la neoyorquina enfundarse sus botas junto a looks de lo más ‘casual’ —entre vaqueros y jerséis de punto—, o formar parte de un conjunto total black en el que el juego de texturas lleva la voz cantante.

bradshaw_leggingboots

 

ENTRE RAYAS Y RIÑONERAS

Solo hace falta echar un vistazo a las colecciones de Altuzarra, Chanel o Louis Vuitton para hacernos una idea de cómo llevaremos las rayas durante la próxima primavera. Líneas rotundas e imperecederas que ya hicieron acto de presencia en Sexo en Nueva York en forma de vestidos con rayas encontradas, faldas coloridas, modelos puramente geométricos o conjuntos de cropped top y falda entubada de los que colgaba otro de los hits de esta temporada: las riñoneras. La neoyorquina más reconocida de la ficción televisiva, sacaba a la palestra —o más bien al objetivo de las cámaras— uno de los accesorios más denostados de cuantos haya, una riñonera —en su caso de Gucci— de la que a día de hoy aun le cuesta desprenderse a la mismísima Sarah Jessica Parker.

 bradshaw_rayas_1 bradshaw_rayas_2

 

A CUADROS

Las camisas a cuadros llegaron dispuestas a solventar la difícil tarea de completar nuestros armarios de entretiempo. Entre sus múltiples soluciones a la hora de vestirlas, Carrie Bradshaw inspiraba una de las estéticas más arriesgadas y más socorridas del street style: en lugar de abrocharla hasta el último botón, anudarla a la cintura a modo de cropped top. A la hora de acompañarlas, nada mejor que pantalones de talle alto —al igual que hizo la columnista— o apostar por faldas midi y modelos A-line en el caso de que queramos aportarle un toque de sofisticación.

bradshaw_cuadros

 

MIX & MATCH

Dos estampados florales diferentes, accesorios en clave rock y un bolso cual Torre Eiffel acuñado por Timmy Woods. Entre las combinaciones predilectas de Patricia Field se encontraban las arriesgadas mezclas de estampados y estilos en un mismo outfit, pasando por la estética más grunge jugando con un vestido puramente lady. Esta temporada abrazamos los mix de estampados y vertientes estéticas al grito de: ¡mezcla y vencerás! Así que, ¿qué mejor que inspirarnos en una auténtica experta?

bradshaw_mix

 

FALDAS ‘MIDI’

Desde la elegancia clásica de un vestido satinado que cubre las rodillas, pasando por el dinamismo de los estampados, el movimiento de los volantes o la dulzura de un modelo con print floral. La falda ‘midi’ se convertía en la pieza estrella del guardarropa de Carrie Bradshaw, en un alarde de feminidad que sólo consiguen esas prendas que muestran poco pero lo sugieren todo. Desde luego, no podemos decir que cualquiera de estos looks no se adapten a nuestra vestimenta actual, siendo este tipo de faldas el auténtico hit del año y nuestro fetiche de primavera.

bradshaw_midi bradshaw_midi_2

 

ETERNO ‘LITTLE BLACK DRESS’ Y EFECTO VELO

Básico entre los básicos, imperecedero, atemporal y sumamente versátil. Todas sabemos de las bondades de los clásicos vestidos negros y de su función “salvavidas” dentro de nuestro armario. Pues bien, la columnista neoyorquina también lo tenía claro, luciéndolo en múltiples ocasiones con un resultado igual de favorecedor, pero con matices diversos. Así, la veríamos con un Armani entubado de lo más sensual, un modelo con falda split coronado por múltiples collares, un juego de texturas entre transparencias y apliques o un minivestido de lentejuelas apto para cualquier noche que se precie, estemos en el año que estemos.

bradshaw_lbd_1 bradshaw_lbd_2

Esta temporada, también nos rendimos sin remisión a los encajes, las transparencias y el tul, en forma de vestidos negros traslúcidos que evocan una nueva desnudez. Un concepto estético que no nació ayer, y que incluso Bradshaw lució en forma de vestido de Michael Kors inserto en un look que permanece imborrable en nuestra retina. Completándolo, un abrigo brocado de Momo Falana e impresionantes sandalias rosa acuñadas por Louboutin.

bradshaw_velo

 

‘BOHO DELUXE’

No podemos decir que su estilo responda a un look puramente bohemio, ni siquiera que siga ecos hippies, sino que simplemente toma su esencia y la transforma en outfits más estudiados y sofisticados. En este caso, serán maxi-vestidos, bien en clave plisada, bien modelos monocromáticos lisos, los que toman la palabra con su caída infinita y silueta etérea. Sin embargo, siempre irán aderezados con sandalias vertiginosas y piezas de joyería que aluden al barroquismo, aportando ese halo lujoso que desprenden todas sus combinaciones.

 bradshaw_boho

 

LA REINA DEL TUL

Érase una vez una temporada en la que los armarios nadaban entre mares de tul, las trendsetters danzaban por las calles y el vuelo de un tutú hacía las delicias de fotógrafos ávidos de nuevo material. Desde luego, es indiscutible que las faldas de tul parecen recién salidas de escena, así como que si a alguien debemos este boom es precisamente a Carrie Bradshaw. Sus faldas emulando tutús siguen inspirando a toda una generación de ballerinas que soñaban con deslizarse al igual que ella por las avenidas neoyorquinas.

 bradshaw_tul_2 bradshaw_tul_1

¿Tras más de una década, estás dispuesta a emular alguno de estos looks atemporales? ¡Estoy segura de que sí! Por mi parte, me despido ya hasta el próximo post, esperando que hayáis disfrutado al máximo de éste. Bisous!!

 

Imágenes por cortesía de Popsugar y WhoWhatWear.

3 comentarios sobre:
“Carrie Bradshaw, 30 ‘looks’ en plena tendencia”

Deja un comentario

Tu correo electrónico no será publicado.


*