Las 7 reglas de una ‘Gentlewoman’

Entre el estilo dandy y el preppy, las nuevas ‘Gentlewomen’ salen a la calle emulando a los hombres como una oda, sin embargo, a la feminidad más asentada y decidida. Símbolo de sofisticación, elegancia y sutileza, el traje sastre se convierte en su mejor aliado, no sólo para acudir matutinamente a la oficina, sino para hacer acto de presencia en los eventos más selectos. Yves Saint Laurent y Giorgio Armani lo presagiaron hace más de dos décadas, y a día de hoy, este estilo garçon vive más revisiones y reinterpretaciones que nunca.

 entree

Firmas como Dsquared2, Carolina Herrera, Philipp Lim o Dries Van Noten nos marcaban las pautas de lo que sería el nuevo sastre durante el presente otoño. Muchos abandonan la austeridad pasada y nos dan un verdadero manual de uso para convertirnos en una auténtica y cosmopolita ‘gentlewoman’. ¿Cómo? Pues a través de estas 7 reglas de oro.

 

JOYAS XXL

JOYAS XXL

Los trajes de chaqueta ya no permanecen impertérritos, colmándose en este caso de joyas en tamaño extragrande que captan la mirada de propios y extraños. Brazaletes, collares, pendientes y broches transmiten opulencia y cierto halo rococó a nuestro atuendo, decantándose por su máxima expresión en cuanto a tamaño, brillo y formas.

 

OJO AL CUELLO

Pajaritas y corbatas

Entre los papeles de la oficina y el aire colegial se encuentran las corbatas, pajaritas y lazadas varias. Hay quien se decanta por colores sobrios que armonizan con su camisa y complementos, mientras que otras buscan resaltar este accesorio valiéndose de tonalidades llamativas y estampados singulares. Desde luego, una pieza solo apta para las más atrevidas.

 

CARTERAS SELECTAS

Carteras selectas

Si nos fijamos en las propuestas de Dries Van Noten o Dsquared2, nos damos cuenta de que el complemento perfecto de una ‘gentlewoman’ son las carteras de mano. No importa si nos decantamos por un tamaño XXL o por una pequeña caja plagada de bordados, lo importante es que nuestro bolso “camine” de nuestra mano. SI os fijáis en las imágenes, además de brazaletes, destaca el uso de gemelos y guantes hasta el codo.

 

CABEZAS ESTOICAS

Sombreros

Los sombreros de felpa y copa alta titilaban sobre las cabezas de las modelos en el desfile de Dsquared2, una acertadísima apuesta que nos hacía pensar en un club de jazz de los años cuarenta. Los colores proliferan por doquier y los modelos cambian, desde la boina hasta el sombrero de ala ancha, pero lo importante es llevar la cabeza a cubierto.

 

PANTALONES MASCULINOS

Pantalón masculino

Difuminan la silueta femenina y se caracterizan por su comodidad y versatilidad. Los pantalones se visten con raya diplomática, espiquilla e incluso ante, manteniéndose firmes gracias a estrechísimos cinturones. Los diseñadores no escatiman en el largo y el ancho de sus patas, así como se decantan en numerosas ocasiones por acabados ‘deluxe’. Algunas de las firmas que han apostado por estas prendas han sido: Carolina Herrera, Haider Ackerman, Dries Van Noten, Dsquared2, Paul &Joe o Phillip Lim. ¡Qué tendrán que a tantos han encandilado!

 

NUEVAS REVISIONES

A todo color y printed

Del sobrio gris y el tándem blanquinegro, las reinterpretaciones más femeninas se decantan por modelos a todo color o estampados caleidoscópicos. La elegancia no entiende de gamas cromáticas y va desde el aguamarina del traje de la actriz Toni Acosta, pasando por el socorrido azul Klein de la editora rusa Miroslava Duma, hasta llegar al print floral de la cantante Solange Knowles.

 

CUESTIÓN DE ACTITUD

diversion-katharine-hepburn-2white suit Marlene Dietrich 1930s

Como bien sentenciaron Dean y Dan Caten, responsables de la firma Dsquared2, la mujer más glamurosa se encuentra esta temporada con el estilo masculino, revolviendo en el guardarropa de su pareja y sacando a relucir de la manera más sofisticada y ultrafemenina las prendas que por origen no lo serían. ¿Cómo lo consiguen? Pues básicamente con su actitud. Está claro que las ‘armas de mujer’ se despliegan tanto bajo un holgado pantalón que ciñendo la piel a un vestido, ya que, como dijo Coco Chanel, el estilo jamás perece; y sino, que se lo digan a Marlene Dietrich o Katherine Hepburn. Desafiantes, desenfadadas, hermosas y seductoras, estas actrices tenían todo lo necesario para restar sobriedad a los severos trajes masculinos y poner al público masculino a sus pies.

Y tú, ¿estás lista para llevar a tu terreno el tradicional traje sastre?

8 comentarios sobre:
“Las 7 reglas de una ‘Gentlewoman’”

Deja un comentario

Tu correo electrónico no será publicado.


*