La otra vida de los broches

Es uno de los elementos más antiguos en cuestión de accesorios y, tal vez por eso, uno de los que más reinvenciones ha vivido en el transcurso de su existencia. Los broches se remontan a la fíbula de la edad de bronce, y han caminado a lo largo de los siglos traspasándose de una parte a otra de nuestras prendas de ropa. Esta temporada, gracias a firmas como Lanvin o Chanel, su uso se reinterpreta para convertirlo en el complemento más versátil y atractivo de los largos días de invierno.

 tumblr_lwvbufKeQv1qcmy8fo1_500

Flores, insectos en dimensiones XXL, cristales magnánimos o incluso guiños al pop art. Los broches acaparan formas diferentes y tamaños considerables para hacerse, no sólo con las solapas de nuestras chaquetas, sino con vertiginosos escotes,  en el lateral de sombreros que se mantienen estoicos sobre cabezas titilantes, o incluso conquistan nuestro pelo (como podéis ver en la imagen de apertura de este post). ¿Ya sabes cómo sacarles partido?

 Collage Lanvin

Alber Elbaz, al frente de la francesa Lanvin, ha sido uno de las responsables de este boom sin parangón. En su guiño al chic parisino de la década de los 20 y los 50, el diseñador israelí aunó sus maxi broches con mensajes y referencias al universo de los insectos, a sus looks minimalistas, aportando un toque diferencial a los sugerentes LBD y un halo casual a los sobrios trajes de chaqueta. Un uso magistral de los complementos en un marco de excepción.

 Olivia y Mira Duma

La socialité Olivia Palermo y la editora rusa Miroslava Duma son dos adeptas al uso de estos accesorios, sobre todo cuando se trata de vestir chaquetas o blusas. Mientras Miroslava luce su modelo de Chanel en versión XXL, o divertidos pompones en los almidonados cuellos de las camisas; Olivia Palermo se hace con ellos a pares, incluyéndolos a modo de cuellos en americanas, jerséis y camisetas. Un guiño deluxe apto para cualquier prenda.

 Street BroochesCollage nuevo brooch

Refulgiendo sobre las solapas de las blazers y conjugando su color con los demás accesorios que nos complementen ese día, los broches se han convertido en los compañeros perfectos de los trajes de chaqueta propios de las working girls. Del mismo modo, su uso se revisa para incorporarse al escote de los crop tops y para culminar las aberturas traseras de los vestidos más sugerentes, ¿el resultado? Un toque vintage perfecto. También cabe destacar su presencia en el centro de los cuellos de las camisas, a modo de camafeo o de último botón, la guinda para un look preppy sublime. Por último, los conjuntos casual tampoco escapan de su influencia, valiendo tanto para un jersey de punto, como para contrastar con una chaqueta militar.

 Hair Brooches

Pero no quedándose contentos con haber conquistado el mundo textil, también se incorporan a los peinados más selectos e incluso como la pareja perfecta para gorros de todo tipo, y sino que se lo digan a Elisa Nalin (en la foto central inferior). Alrededor de trenzas francesas invertidas, o simplemente como colofón a un look tan depurado como el de Blake Lively, estas piezas han demostrado que han seguido a la perfección el dicho “renovarse o morir”.

 

¡DE COMPRAS!

Shopping Broches Mural

1.Irresistible Kisses de Patricia Nicolás   2.Broche estilo vintage de Topshop   3.Modelo con diseño vintage años 80 de Susan Caplan   4.Broche en forma de libélula dorada de Lanvin   5.Broche vintage de Chanel   6.Modelo embellecido con cristales de Schumacher   7.Esmaltado con forma de chihuahua de Dsquared   8.Broche para el pelo con cadena y diseño de cachemir de edición limitada de Asos   9.Modelo Karl Lagerfeld de Chanel   10.Broche dorado con piedra de Alibey disponible en ‘El armario de la tele’   11.Broche para el pelo con múltiples piedras de Asos   12.Broche Frida Kahlo de Patricia Nicolás   13.Modelo You en forma de corazón con perlas de Lanvin   14.Broche en cachemir con piedras de cristal de Asos   15.Broche bordado a mano con cuentas de Hoss Intropia

Con tantos usos para un solo accesorio, ¡no me digáis que no compensa la inversión! : ) Por mi parte, me despido hasta mañana y me dispongo a disfrutar de mi cumpleaños. ¡Hasta mañana lovelies!

1 comentario sobre: “La otra vida de los broches”

Deja un comentario

Tu correo electrónico no será publicado.


*