¡Sandalia parece, bota no es!

Sandalias abotinadas, zapatos abotinados, bota estilo sandalia romana, sandal boots… los nombres se multiplican y la cuestión es: sandalia parece, bota no es, ¿qué es? Pues con nombre o anónimo, lo cierto es que este híbrido parece hecho para los veranos a medias y los otoños calurosos. Se caracterizan por una distinguida caña alta, por estar asidos mediante cordones o hebillas, con los dedos al aire e incluso destalonados, así como por cortes estratégicos que dejan a la vista ciertas partes del pie. Quedan por lo tanto descartados para los crudos inviernos y para los asfixiantes veranos, así que se suponen perfectos para climas suaves como los que corren por el norte.

 entree

Las sandalias abotinadas (yo soy de las que me decanto por este término para todo aquello que cubra el empeine hasta el tobillo y deje al aire nuestros dedos) han comido terreno a botines y sandalias con pulsera, imprimiendo un toque más rockero y casual a todo look que caiga rendido a sus pies. Una de sus defensoras a ultranza es Taylor Tomasi Hill, directora artística del site que revolucionó el e-commerce, Moda Operandi. La exdirectora de accesorios de Teen Vogue y Marie Claire encuentra en este calzado su aliado perfecto para combinar con escuetísimos shorts, minifaldas, faldas lápiz y pantalones largos. Si os fijáis, este tipo de sandalia acorta la pierna, a pesar de que los tacones ayuden a estilizarla, e imprimen un halo rockero que juega al contraste con prendas delicadas o se une en una perfecta simbiosis a looks protagonizados por el cuero.

 Taylor Tomasi sandalias abotinadas

Los pantalones no se resisten al roce de estas sandalias que se cierran sobre los tobillos. Como podéis comprobar no existen medias tintas, o nos decantamos por unos pantalones largos o nos quedamos con los shorts, mejor evitar prendas del estilo de las bermudas, puesto que podemos ver nuestras piernas más cortas de lo normal. Si no tienes las piernas excesivamente largas y quieres optar por este calzado, recuerda no quedarte a medias y apuesta por prendas inferiores cortas. Como no, la directora de Vogue Francia, Emmanuelle Alt (presente en las tres imágenes de la derecha), da una lección maestra de comodidad y estilo combinando sus sandalias con pantalones slim tobilleros, camisas y blazers. Al quedarse el pantalón titilando sobre el tobillo, los zapatos adquieren mayor protagonismo.

 pantalones sandalias abotinadas

Y de los pantalones a las faldas. It girls, diseñadoras, periodistas, modelos y actrices han sucumbido a los empeines dibujados de este tipo de calzado. Apto tanto para prendas lenceras, toques sutiles de encaje, faldas de gasa o vestidos rectos, podéis comprobar que no siempre tenemos por qué optar por los modelos más solemnes o “toscos”, sino que podéis decantaros por sandalias más sutiles, de colores suaves y materiales como el ante. Olivia Palermo o Victoria Beckham son algunas de las que apuestan por esta elección. Muy en boga también están las sandalias que se atan mediante cruces de tiras sobre nuestras piernas, jugando a una suerte de cut out que nos permite entrever algo de carne y parece quitar peso y calor a nuestros pies. Esta será la opción predilecta de Anna Dello Russo, por ejemplo.

Faldas sandalia abotinada 2Falda sandalia abotinada

 

¡DE COMPRAS!

Ya tenemos la inspiración y las claves, ahora solo nos falta encontrar nuestro modelo idóneo entre los más originales y atractivos presentes en tiendas. ¿Te atreverás con unas sandalias abotinadas en el ocaso del verano?

 Shopping Sandalia abotinada

1.Modelo Cachottiere (cpv) de Louboutin   2.Botín cuña peep toe (79,99€) de Mango Touch   3.En tono nude con hebilla (cpv) de Céline   4.Modelo Arela con borlas (cpv) de Sam Edelman   5.De tacón geométrico en piel blanca (63€) de & Other Stories   6.Zapato abotinado con volante a contraste (595€) de Balenciaga   7.Botas peep toe modelo Dane (795€) de Jimmy Choo   8.Zapato abotinado de piel (49,95€) de Zara   9.Botas estilo sandalia Tribe (59,65€) de Asos   10.Sandalia abotinada fucsia con cordones (111€) de Cuplé

Deja un comentario

Tu correo electrónico no será publicado.


*