Una cuestión de personalidad

He estado un poco perdida del ambiente de la moda: grandes pasarelas, grandes lujos, preciosa ropa… Para cambiarlas por una etapa aún más preciosa y preciada por mí, cambio de pañales, palabras tiernas y dulces, biberones, madrugones y para usted de contar… ¿Os suena familiar? Para mí no lo era hasta que llegó a mi vida y me la cambió para siempre, por supuesto no puedo estar más feliz. Pero,

Continúa leyendo