Miradas que matan…

 Si la ropa que has elegido es increíble, y acorde a las circunstancias, al menos no te delatará tu mala cara y tus malas influencias…Y es que el rostro es el espejo del alma, es bien escuchado aquel refrán de que ¨aunque la mona se vista de seda, mona se queda¨, y es que la elegancia tiene mucho que ver con los modales, con el saber estar y también pienso

Continúa leyendo