Cómo acertar con un vestido largo

Durante años muchas mujeres sufrieron la exclavitud de una tendencia que arrasó, la minifalda. Ahora las faldas se alargan por debajo de la rodilla hasta llegar al suelo y aunque surjan dudas a la hora de elegir un vestido largo, éstos son más fáciles de combinar de lo que pudiera parecer.

Midis y maxis que han aterrizado en el universo fashion, dispuestas a quedarse al menos unas cuantas temporadas más. Que así sea.

maxi dress 14
Camisero. Incombustible, intemporal, eterno. Con tacones en un look refinado o con sandalias o deportivas para un estilo más casual.

maxi dress 7

Seductor. Con aberturas para lucir piernas. Atención a los complementos: sandalias rockstud de Valentino y bolso de Chanel.

maxi dress 9

Campestre. Con sombrero y cesto de paja. Además en un estampado muy actual, los cuadritos o gingham.

maxi dress 11

Sofisticado. Blanco y dorado, un binomio que funciona. Ideal con sandalias planas y bolso desestructurado.

maxi dress 6

Setentero.  Un hippie renovado con enormes botines.

maxi dress 13

Sofisticado. La modelo Liya Kebede, el colmo del estilo con un vestido que ha combinado de manera sutil con sandalias planas y bolso cruzado, restándole formalidad.

maxi dress 15

Años cuarenta renovado. Con mangas mariposa, abertura  delantera y complementos  chic.

maxi dress 16

Folk. Acierto con un poderoso vestido y un bolso que también destaca.

maxi dress 17

Country-chic. Gasa, volantes, botines y bolso de Gucci. Elementos muy diferentes en un mix que funciona.

maxi dress 18

Tribal. Los flecos le dan un aire muy cool a este vestido largo y diferente.

maxi dress 19

Transparente lencero. Una mezcla solo apta para las más atrevidas.

maxi dress 20

Transparente romántico y atrevido. Con encaje, plumeti y escote bardot. (Y unos botines que ayudan a transformar el look).

maxi dress 21

Vestido-abrigo.

maxi dress 23

Floral y romántico.

maxi dress

Minimal. De punto fino y simulando un dos piezas con el cinturón. Acertada la combinación con sandalias cruzadas planas (slides) una de las tendencias del verano.

 

Algunas ventajas de un vestido largo. En primer lugar es muy cómodo, no tienes que combinarlo con otra prenda, solo con los zapatos y el bolso.

No enseñas las piernas, con lo cual, si no las tienes perfectas ni morenas, las llevas tapadas.

Tienes muchos estilos donde elegir.

Se lleva todo el año, tanto en verano como en invierno.

Puede resultar muy versátil y dependiendo de los complementos, podrás usarlo tanto de día como de noche.

Si eliges bien el largo, también podrás lucir zapatos, botines, sandalias o deportivas.

Te permite mucha libertad de movimientos para caminar y sentarte.

Antes de hacerte con uno piensa qué estilo se adapta mejor a ti y en qué ocasiones te lo pondrás. Tenlo en cuenta a la hora de elegir el largo, pues si vas a llevarlo con zapato plano puedes arrastrarlo por el suelo y además resultará incómodo y poco favorecedor.

(Imágenes: Pinterest)

Te interesa:

La gran boda de Leo Messi, en hola.com

Estilismos para ir el polo, en Reinventarse está de moda.

 

 

 

Deja un comentario

Tu correo electrónico no será publicado.


*