Imprescindibles del verano: el guardapolvo. Cómo llevarlo con estilo

Hay muchas definiciones de guardapolvo pues es un término que se aplica a muchos sectores. En lo referente a moda, el guardapolvo es “un sobre todo de tela ligera para preservar el traje de polvo y manchas”.

Quizá la imagen más clásica que todos recordamos es la de un hombre conduciendo ganado bien pertrechado con sombrero y un largo guardapolvo, tantas veces reflejada en las películas de vaqueros.

guardapolvo duster 3

Sin embargo en moda, se aleja mucho de su esencia original y se convierte en un abrigo, casi siempre ligero y de verano que se combina de mil maneras y resulta una pieza muy versátil y estilosa.

guardapolvo duster 2 - copia

Elegante y versátil terciopelo

guardapolvo duster 5 - copia

El inevitable print animal

guardapolvo duster 8 - copia

Mezcla de estilos

guardapolvo duster 10 - copia

Delicado y favorecedor estampado floral

guardapolvo duster batín - copia

Batín

guardapolvo duster boho - copia

Boho

guardapolvo duster denim - copia

Vaquero

guardapolvo duster étnico - copia

Étnico

guardapolvo duster kimono - copia

Kimono

guardapolvo duster tapicería - copia

Tapicero

guardapolvo duster tecno

Tecno

guardapolvo duster 6

Militar

Puedes elegir el estilo que más te guste o hacerte con varios para ocasiones diferentes.

Tips de estilo. Hay ciertas prendas básicas que siempre podrás combinar con tu guardapolvo o abrigo de verano. Los vaqueros son la primera opción y más segura. En todas sus variantes, largos, cortos, ripped, los pantalones denim se llevan siempre y son una prenda básica de fondo de armario.

También un top y pantalón del mismo tono, como el socorrido conjunto negro harán un buen tándem con un abrigo ligero. Pero las posibilidades son infinitas. ¡Son tan fáciles de combinar! Puedes elegir un little black dress o un conjunto lencero y estarás perfecta para una ocasión más formal.

Recuerda además que un kimono, este año tan de moda, podrá ejercer de estiloso guardapolvo a cualquier hora y en toda ocasión. Ideales con todo tipo de calzado.

Cuando hablamos de guardapolvo, siempre pensamos en un largo midi y tobillero.

Si disfrutas de un clima fresquito en verano, nada mejor que un abrigo ligero para esas tardes/noches cuando baja la temperatura y nos apetece llevar algo encima. También puedes llevarlo para combatir el gélido aire acondicionado y evitar la clásica rebequita de lana o el chal que te gusta llevar en el bolso.

(Imágenes: Pinterest)

Te interesa:

La increíble transformación de Penélope Cruz en Donatella Versace, en hola.com

La Gala Met en Nueva York, por Dressing in Xenia

Deja un comentario

Tu correo electrónico no será publicado.


*