“Flared sleeves”. Mangas de campana

Las mangas de campana – flared o bell sleeves en su acepción anglosajona- se han llevado desde siempre. Ahora han cobrado fuerza gracias al sutil vestido de Valentino, que la exquisita Beatrice Borromeo eligió para su boda civil.

Beatrice Borromeo wedding valentino

El vestido de Beatrice era un diseño de los directores creativos de Valentino, Pier Paolo Piccioli y Maria Grazia Chiuri. Este modelo, de talle alto y escote en uve, tan elegante y fluido, recuerda a los vestidos de los años veinte del siglo pasado.

belle sleeve 3

bell sleeve  Felder Felder

belle sleeve 2

bell sleeve larga

bell sleeve man

bell sleeve street style

El origen de la manga de campana es muy anterior y podemos reconocerlo en la Edad Media, cuando unas pocas mujeres privilegiadas podían lucirlos en sus recatados vestidos de manga larga.

La vuelta de esta tendencia, que ha permanecido inamovible a lo largo de los siglos, se acentúa en los años veinte y treinta y desde entonces se mantiene vigente en sus múltiples variantes, como la manga tulipán, pagoda, falsa o de ángel.

Mangas que se ensanchan en los bordes, por encima del codo, en medio del antebrazo o tapando la mano en su variante xl, se llevan de muchas maneras diferentes, en blusas, vestidos, chaquetas y abrigos.

A principios del siglo pasado

flared dress Worth 1905

Worth, 1905

flared sleeves Paul Poiret 1920s

Paul Poiret, 1920

flared sleeves 20s

Años veinte

flared dress 1930s

Años treinta

La manga de campana es favorecedora y no te hará parecer más voluminosa si procuras que no tenga demasiado vuelo.

Debido a su forma, es ideal para tejidos ligeros, sobre todo si es corta y proporciona mucho movimiento.

Se lleva siempre, así que no tienes que preocuparte por si pasará de moda.

Imágenes: Pinterest

Te interesa:

Diez errores “beauty” a evitar, en hola.com

Cuello halter, en el blog de Amparo Fochs

Deja un comentario

Tu correo electrónico no será publicado.


*