Adele vivió su gran noche de Los Grammy vestida de negro y azul

Adele, la cantante británica de moda, poseedora de una portentosa voz, fue la protagonista ayer de los Premios Grammy, celebrados en Los Angeles, al conseguir seis galardones.

La cantante pisó la alfombra roja con un elegante diseño en negro, con aplicaciones de pedrería y lentejuelas, de Giorgio Armani.

En una de sus subidas al escenario Adele lucía otro vestido  azul noche con los bordes de las mangas y el cuello en negro, esta vez de raso, con escote barco, manga tres cuartos y falda con vuelo.

Por último, en la tercera imagen podemos ver a la ganadora de la noche posando con Sir Paul McCartney, de nuevo con su color fetiche, en un diseño de encaje con escote y mangas con transparencias bordadas con topos.

Adele ha dado toda una lección de estilo eligiendo modelos bonitos y diseños que le sientan muy bien. Además estaba muy guapa con su media melena rizada en las puntas, su habitual maquillaje con eye-liner y pestañas postizas y fantásticas joyas de diamantes.

Deja un comentario

Tu correo electrónico no será publicado.


*