Christopher Bailey, te echaremos de menos

Sin llegar a ser un diseñador estrella, Christopher Bailey ha conseguido ser uno de los hombres más respetados de la pasarela. Pocos pueden presumir como él de haber cogido una firma centenaria y haberle dado la vuelta. Si todos nos asombramos con lo que ha conseguido Jonathan Anderson en Loewe, no podemos sino reverenciar lo que Bailey ha hecho estos casi 20 años al frente de este icono de la moda británica.

Christopher Bailey con Penélope Cruz.

Christopher Bailey con Penélope Cruz.

Llegó en 2001 para sustituir a Roberto Menichetti. Se había formado con Tom Ford y Donna Karan, y tenía muy claro, o eso parecía, lo que pretendía hacer con ella: convertirla en un objeto de deseo sin renunciar a su herencia. Y de hecho, él ha sabido como nadie combinar los emblemáticos cuadros y las insuperables gabardinas con las últimas tecnologías. Junto con Angela Ahrendts (directora general de Burberry de 206 a 2013, cuando fue fichada por Apple) formó una pareja insuperable que revolucionaron la moda. De este tándem surgió la idea de volcar todos los esfuerzos en internet, consiguiendo ser de los primeros en retransmitir sus shows online y en diferentes plataformas, en estar a la cabeza del ‘see now, buy now’ y en conseguir que Burberry dejara de ser una marca de paraguas para estar en la mente de todos los millennials.

Imagen de su último desfile, el pasado septiembre.

Imagen de su último desfile, el pasado septiembre.

Tres modelos de su desfile.

Tres modelos de su desfile.

Tres diseños de su último desfile.

Tres diseños de su último desfile.

De sus prodigiosa cabeza surgió la idea de crear Burberry Prorsum, la línea de pasarela que rápidamente se convirtió en una de las más deseadas y buscadas del planeta. Consiguió reorientar los precios de la firma (incrementándolos sensiblemente), cancelar las licencias, apostar por lanzar nuevos modelos de relojería y fragancias (nada que ver con todo lo anterior), y, en resumen, hacer de la casa todo un ejemplo para las otras marcas. Se lanzó a promocionar grupos musicales de jóvenes británicos que luego tocaban en sus desfiles y aparecían en su canal de Youtube, y él ha sido el que ha convertido a Romeo Beckham en un icono de estilo. ¡Él fue el que nos hizo entender por qué necesitábamos una bufanda con el tartán de Burberry en nuestro armario!

El universo de Bailey es uno de los más apasionantes de la moda actual.

El universo de Bailey es uno de los más apasionantes de la moda actual.

Detalle de la colección femenina.

Detalle de la colección femenina.

Dejará su puesto a finales de 2018, así que la casa tiene todavía tiempo para pensar en su sucesor, una persona que no sólo tendrá que estar atenta a mantener el nivel de excelencia de la casa, sino también el de resultados (lo que hizo Bailey fue todo un caso de estudio, aunque su designación como CEO es verdad que no ha sido todo lo brillante que se podría esperar). Según algunas fuentes, parece que Phoebe Philo podría ser una excelente sustituta. El Financial Times apunta a este reemplazo basándose en la buena pareja que hizo con Marco Gobbetti, recién nombrado CEO de Burberry, en Céline. ¿Se volverá a repetir en la casa británica la pareja perfecta solo que con diferentes protagonistas?

La cúpula del palacio donde exhibió sus últimas propuestas.

La cúpula del palacio donde exhibió sus últimas propuestas.

Impresionante rincón del palacio que sirvió de escenario para su último desfile.

Impresionante rincón del palacio que sirvió de escenario para su último desfile.

Deja un comentario

Tu correo electrónico no será publicado.


*