Vistiendo el tiempo, Museo del Traje y Tissot

Tengo la suerte de que ya se ha contado prácticamente todo de ‘Vistiendo el tiempo’, el proyecto que más tiempo me ha consumido este 2015. Llevo trabajando en él desde el pasado junio cuando MRA, la agencia de comunicación de Tissot, se puso en contacto conmigo en busca de ideas. Y así nació una de las exposiciones más interesantes que se puede visitar de moda ahora mismo en nuestro país.

Hasta el 24 de enero podéis visitar 'Vistiendo el tiempo' en el Museo del Traje.

Hasta el 24 de enero podéis visitar ‘Vistiendo el tiempo’ en el Museo del Traje.

Y no es que aquí yo busque el aplauso fácil, no. Es que si miramos la categoría de las piezas expuestas no se puede dudar ni un momento de la calidad de la muestra. Fortuny, Balenciada, Schiaparelli, Dior, Rabanne, Yves Saint Laurent, Chanel, Comme des Garçons o la recientemente premiada Sybilla se ven la cara con piezas llegadas directamente desde Le Locle, sede de Tissot y villa donde se encuentra su amplio archivo histórico con más de 100.000 piezas.


El discurso fue fácil de encontrar: con una marca que ha sido constante en la producción de relojes desde su fundación en 1853 y que no le ha tenido miedo a las innovaciones más pegadas a la moda, la coherencia brilla en cada vitrina, o eso es lo que hemos intentado. Desde el concepto de mujer y hombre que encontramos en el siglo XIX a la idea de la modernidad que aparece en los albores del XX, la ‘mujer florero’ de los 50, la revolución sexual de los 60-70 o el yuppismo y la concepción unisex de la sociedad de finales de siglo, todo fluye de manera muy sencilla y nos ayuda a hacer un repaso por los últimos 160 años de la moda pero también de nuestra sociedad.

Este reloj colgante del siglo XIX de Tissot es una de las piezas más antiguas de la exposición.

Este reloj colgante del siglo XIX de Tissot es una de las piezas más antiguas de la exposición.

Lo que pocos cuentan, y que yo tengo el privilegio de conocer de primera mano, son las curiosidades de ‘Vistiendo el tiempo’, como que el Delphos de Fortuny que se exhibe es la primera vez que se puede contemplar en público y que llegó a los fondos del Museo del Traje de la mano de Geraldine Chaplin al ser una pieza que adquirió su padre, Charles Chaplin, para su mujer Oona. O que el diseñador del vestido azul de la tercera vitrina, Jean Dessés, es el creador del vestido de novia de la Reina Sofía. O que el mono negro de Yves Saint Laurent es una de las primeras creaciones del genio francés. O que el traje rojo de Thierry Mugler esconde un espectacular corsé de terciopelo. O que el vestido rojo de Issey Miyake es en realidad un poncho pensado para que cada mujer lo use como quiera. Y nosotros decidimos que quedara así.

Anuncio publicitario de Tissot de la primera mitad del siglo XX donde vemos ya el reloj de pulsera para hombre.

Anuncio publicitario de Tissot de la primera mitad del siglo XX donde vemos ya el reloj de pulsera para hombre.

Hasta el 24 de enero tenéis la posibilidad de descubrir ‘Vistiendo el tiempo’, una exposición de relojes y trajes que no sólo habla de moda, habla también de cómo hemos cambiado.

Deja un comentario

Tu correo electrónico no será publicado.


*