Trucos efectivos para prolongar tu bronceado

Ya ha llegado Septiembre. Y con él, el fin de las vacaciones y vuelta a la rutina. En estos días muchas estamos comenzando a volver a la oficina o preparando el material para el nuevo curso que se avecina.

Además de madrugar, una de las cosas que menos me gusta cuando se acaba el verano es perder ese bronceado que tanto nos cuesta conseguir y que hace que toda la ropa nos quede un poquito mejor. Para paliar estas malas sensaciones, quiero compartir algunos consejos que nos ayudarán a mantener este color de piel el mayor tiempo posible.

Alimentación

La alimentación es una parte fundamental que debemos cuidar, no solo para mantener a raya el tono “blanco invernal” natural de nuestra piel, sino nuestra salud en general.

Algunos alimentos que van a ayudarnos en la tarea de prolongar nuestro broceado son:

Zanahorias y tomates. Estas dos hortalizas son muy ricas en betacarotenos, un nutriente que en el proceso de digestión se convierte en vitamina A y que se almacena en nuestras células en forma de retinol. Un componente esencial que activa la melanina y mantiene la pigmentación de nuestra piel.

Como alternativa a las hortalizas mencionadas, otros alimentos ricos en betacarotenos son la calabaza, las espinacas, el brócoli, el perejil, las acelgas y los melocotones.

Frutos rojos, cítricos y kiwis. Los frutos rojos nos ayudan a fortalecer y conservar el colágeno natural de la piel mientras que las frutas pertenecientes al grupo de los cítricos (limón, naranja, pomelo..) así como el kiwi y la papaya son muy ricos en antioxidantes como la vitamina C, muy importante en la estimulación de formación de este colágeno.

Cereales y legumbres. Tanto cereales como legumbres son muy ricos en minerales como el manganeso, un componente que ayuda a la absorción de rayos UVA y a la pigmentación de la piel.

Agua. Además de conservar el bronceado, es importante que nuestra piel esté hidratada para lucir bien. El agua es fundamental en esta tarea que también puedes [debes] reforzar con la ingesta de alimentos ricos en Omega-3 (aceite de oliva, atún, salmón…) así como con cremas hidratantes.

Beber muchos líquidos

Cuidado de la piel

Como hemos anticipado, la hidratación de la piel es un factor muy importante, para que además de con un color bonito esté sana. En este sentido la crema de cacao y aceite de coco son muy recomendables.

Una exfoliación regular también te ayudará a mantener una piel limpia y sana. Si bien, esta exfoliación puede atenuar un poquito el bronceado, cuenta con las ventajas añadidas de que te permite que el color sea más uniforme y evites la aparición de manchas.

Un par de trucos extra

Si sigues todos los consejos mencionados sobre alimentación, hidratación y cuidado general de la piel, vas a comprobar como tu bronceado se mantiene durante un periodo de tiempo mayor del habitual pero todavía nos quedan un par de trucos más.

El primero, dúchate con agua fría. Ya, ya sé que puede ser complicado para según que personas o según el clima de tu ciudad. En Septiembre aún hace calor por lo que puedes aprovechar para mantener el termo un tiempo más apagado…

El agua fría te ayudará de manera efectiva a mantener la pigmentación de tu piel así como a activar y mejorar la circulación sanguínea por lo que el beneficio merece la pena.

El último truquito es un remedio casero basado en infusiones de té negro. Aunque a mí me gustan mucho este tipo de infusiones, en este caso, el objetivo es preparar una infusión muy cargada pero en lugar de tomarla, aplicarla suavemente sobre la piel con ayuda de una esponja o similar.

Existen cremas o pastillas que también te pueden ayudar en esta tarea como las que te presenta Soledad Matas en su post “Nutricosmética para el bronceado“.

1 comentario sobre: “Trucos efectivos para prolongar tu bronceado”

Deja un comentario

Tu correo electrónico no será publicado.


*