‘We love shopping y our sneakers’

“Los diseñadores proponemos cosas y es la gente la que las transforma en moda, cuando las acepta”

- Adolfo Domínguez

¡Hola!

¿Qué tal habéis pasado el puente? Seguro que se os ha pasado volando.

Me acuerdo que cuando vivía en Madrid, casi siempre aprovechaba para irme a mi pueblo de Extremadura. Ver a la familia, disfrutar de la naturaleza, comer la comida de mi madre, tomarme el café con ella y con mis hermanas… Han sido tanta veces las que hacía el viaje Madrid-Palomas, Palomas-Madrid, que no hay ni un sólo año que no me acuerde de aquellos tiempos… ¡Quién pudiera! Este año no he podido viajar para aquellos lares, tengo demasiado trabajo y no me quedan ni los fines de semana libre.

BocaBocaPlane, el proyecto que estoy haciendo con mi hermana, me absorbe todo el tiempo y hay tantas cosas que revisar, que no tengo tiempo para el ocio.

Con suerte, para comienzos de febrero (porque ya veo yo que se va a retrasar), la página web estará terminada y nosotras habremos acabado los días over busy, ¡al fin!

Ya os contaré de qué va la web, seguro os gustará.

El sábado pasado estuve en un restaurante de la bahía de Cardiff, llamado Bayside Brasserie y en la mesa de al lado había un señor al que todo el mundo miraba.

Era un hombre de una edad, de pelo cano, piel morena y con un fuerte acento galés.

Resultó que era uno de los actores más famosos de la televisión galesa. Me dijeron el nombre, pero si digo la verdad no presté atención, así que se me ha olvidado.

¡Qué curioso tiene que ser que todo el mundo te conozca! ¡Y qué incómodo a veces! Pobre hombre, lo estaba pasando fatal. Yo creo que su mujer, aún estaba más incómoda… Cosas del famoseo, imagino ;)

También coincidí con dos parejas de españoles que habían ido a pasar el puente a Cardiff. ¡Me encanta ver españoles allá por donde voy! Siempre que puedo me paro a hablar con ellos. Me gusta saber qué les ha traído por estas tierras y cosas así.

Por casualidades de la vida los cuatros eran extremeños, ¡como yo! Y una de ellas era de Hornachos, un pueblo que está a unos 19 kilómetros del mío, Palomas. Qué pequeño es el mundo, ¿verdad? En fin, que seguro que lo que estáis leyendo os parece una tontería, pero a mí me hace mucha ilusión hablar con españoles y si son de mi tierra más aún.

Como os dije en el post de la semana pasada, hoy os iba a introducir lo básico de lo básico, lo pesonal e intransferible (¡haciendo un guiño al blog de Carmen Martínez Bordiú!), lo más importante que podemos tener en nuestro armario para vestir y lo más saludable… Hablamos de las sneakers alias zapatillas de deporte.

Si queréis sonar cool, entonces sneakers, pero como Desvistiéndote para vestirte es un blog de andar por casa, entonces zapatillas de toda la vida.

Pues eso, que me gustaría haceros entender que las zapatillas sirven para muchíiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiisimo más que para hacer deporte. De hecho, deberíamos usarlas más de lo que lo hacemos (yo me excluyo, porque creo que tengo más zapatillas que tacones). Son ideales para ir a tomar un café con las amigas, de turismo, de paseo, a desayunar, un día largo de compras, especialmente ahora que vienen las navidades, e incluso para ir al trabajo. La clave está en saber llevarlas y elegir colores diferentes.

Con vaqueros, pitillos, leggings, faldas, vestidos, shorts y medias. Cualquier cosa vale si sabéis combinarlas. Tened siempre a mano unas zapatillas blancas y otras negras. Estas son las fundamentales. Una tercera, de colores evitando los que se alejen de los rosas, ya que este color las particulariza mucho y no podréis combinarlo tan fácilmente. Yo por ejemplo tengo unas multicolor en violeta, naranja, verde y blanco, monísimas y que me pegan con todo. Especialmente las puedo combinar con las cazadoras, que tengo casi una colección. Las utilizo también mucho con las minifaldas que, como digo siempre que puedo, me encantan. Aunque también las llevo mucho con mis pitillos, mis monos, mis maxi vestidos y como no, con los leggings y la ropa de deporte.

Pero como yo no soy nadie para vosotros y Paula Echevarría, Sara Carbonero, Cara Delevingne o Gisele Bünchen sí, entonces os dejo que veáis todo lo que he dicho de la mano de ellas. Veréis cómo podéis ir de día y de noche con vuestras zapatillas sin perder nada de estilo.

¡Echad un vistazo y ya me diréis!

Desvistiéndote para vestirte

Sara Carbonero yendo al trabajo
www.mujerhoy.com

Desvistiéndote para vestirte

Sara Carbonero trabajando
www.hola.com

Desvistiéndote para vestirte

Paula Echevarría lista para salir a la calle en deportivas
http://lookandfashion.hola.com/spaniardalamode/tag/gazelle/

Desvistiéndot para vestirte

Cara Delevingne en un evento
www.trendencias.com

Desvistiéndote para vestirte

Zapatillas con pitillos y cazadora, de día y de noche.
www.vogue.com

Desvistiéndote para vestirte

Looks con zapatillas para eventos informales

Desvistiéndote para vestirte

Look con leggings y zapatillas de deportes.
http://gabrielle2.over-blog.es/archive/2011-10/

Desvistiéndote para vestirte

Kedall Jenner sin perder estilo
www.trendencias.com

Desvistiéndote para vestirte

www.vogue.com

Desvistiéndote para vestirte

www.zapator.org

Desvistiéndote para vestirte

Desvistiéndote para vestirte

www.Irgmagazine.es

 

Seguro que ahora me creéis un poquito más. Me alegro, sobre todo por vuestros pies. Sino, leeros la noticia que salió de Sara Jéssica Parker. De tanto abusar de los tacones, tiene los pies tan destrozados que sus médicos (sus y no su, ya que esta gente parece que coleccionan médicos, abogados y asesores) le han dicho que vuelva a las zapatilas de deporte ya o terminará en sillas de ruedas. Debe de tener los huesos echos polvo. Amén de los super juanetes que tiene, algo así como los de Victoria Beckham.

Ojalá esto no os pase a vosotras y podáis disfrutar de una buena salud toda la vida. Pensad que sin salud, no se tiene ilusión por nada.

Hasta aquí todo folk, a cuidarse y a disfrutar de este precioso mes de diciembre. No abuséis de las compras aunque eso sí, no dejéis de comprar.

¡Muak!

Deja un comentario

Tu correo electrónico no será publicado.


*