Sevilla tiene un color especial

Podría empezar este post de hoy repitiendo la canción de Sevilla tiene un color especial. De principio a fin es elocuente con esta ciudad española, a la cual le gusta estar con su gente.

Como no soy española, no pude permitir que fuera imperceptible a mi vista el despliegue de muchos españoles a la reconocida Feria de Abril, cruzando el puente Triana y adentrándose a sus casetas de rayas, piso de madera para el baile e iluminada por faroles.

FiestaAbril

Mi asombro daba vueltas con el mismo ritmo que el baile de las sevillanas, al golpe de sus zapateos y de sus movimientos de muñecas. Leí un extracto del Pregón de Semana Santa de Sevilla de 1979 que decía, “nuestro traje regional, por ejemplo, ni tiene un color obligado, ni siquiera una hechura definida con rigor. El frío de las marismas le pondrá manga larga y abril la señalará corta. Llegará al suelo o no, tendrá o no volantes según los años y por supuesto, su tela no se pesará como en algún sitio”.

¡Es así! No hay regla definida para tener el mejor traje, pero sí dos actitudes muy importantes: llevarlo con orgullo y disfrutárselo.

Sus flores flamencas sobre la cabeza me fascinan. Son capaces de estilizar a cualquier mujer. Les da un aire elegante y femenino. Ninguna se libra de el accesorio más importante de la fecha porque puedes llevar una, dos, tres o hasta más. Indispensable es usar grandes pendientes.

FloresSevillanas1

FloresSevillanas2

Ese excepcional contorneo del cuerpo que brinda la estructura del vestido me cautivó aún más. Con mangas ajustadas o acampanadas, con puntos, varios colores o uno sólo, con mantonillo, largos hasta el tobillo o más arriba, lo cierto es que brilla por el juego de color y porque lo llevan engalanadas de orgullo.

TrajeFlamento

MantonilloSevilla

TrajeFlamenco2

Por supuesto, están los trajes más innovadores que siempre buscan trascender con la esencia sevillana.

TrajesFlamencosTrendy

La fiesta esta enmarcada por el río Guadalquivir que trae consigo bailes y hasta platos como el pecaito (muy típico). Como continúa la canción, Sevilla sigue teniendo, su duende, me sigue oliendo a azahar, me gusta estar con su gente.

Las culturas son súper distintas; mientras aquí se baila entre zapateado y aplausos, en mi país (Costa Rica) se baila con trajes holgados, al sonido de una marimba y un poco más brincado. Lo cierto es que la cultura es para conocerla así que me encantó como el español se apropia de sus costumbres, le pone alegría, picardía e infusiones de moda y disfrutan. ¡Eso es la moda, elegir lo que nos gusta y hacernos brillar!

Así que si eres española y me estas leyendo, sabes que lo que escribo no es nada nuevo. Lo que sí es nuevo, es el aplauso de esta costarricense por vibrar con esos atuendos coloridos como si el tiempo no pasara. Conocí Sevilla meses atrás y si el siguiente abril puedo cruzar el punte Triana de nuevo, prometo mostrarles mi atuendo.

Para las que me leen que no son españolas, les comparto el video de la canción que me inspiró este post. ¡Disfrútenla!

Recuerden que me pueden seguir en instagram: @closethispano.

¡Nos leemos pronto!

Ari.

Fotografía: Pinterest.

Deja un comentario

Tu correo electrónico no será publicado.


*