¿Te sientes vieja emocionalmente?

Manejar las emociones

Las emociones juegan mucho en nuestro pensamiento y en nuestro hacer. Y pese a nuestras mejores intenciones de cada día, siempre habrá días en que sean positivos o negativos. Y por mucho que te digas que es estupendo tener cincuenta y tantos años o más, te sentirás vieja y cansada a veces. O bien pensarás que lo mejor de tu vida es un mero recuerdo de aquellos años en que no te preocupabas de nada o si te preocupaba, solo lo que debía preocupar y nada más. Pero para esos momentos de crisis emocionales, lo que hace falta, es que alguien te sacuda por los hombros y te rescate de ese abismo del pesimismo que te invade.

A continuación te doy unos tips para afrontar esos momentos que todas pasamos a cualquier edad:

Mujeres que se sienten viejas

Mujeres que se sienten viejas

  • Lo primero que debes hacer, es llamar a tu mejor amiga y contarle lo que te pasa. A veces, una necesita desahogarse con ella y déjate aconsejar por ella, eso permitirá que tu amiga también pueda recurrir a ti cuando la necesites.
  • Ducharse, maquillarse y ponerse un vestido elegante, aunque no vayas a salir te ayudará a que emocionalmente te veas bien frente al espejo.
  • Recuerda siempre que tú puedes cambiar tu percepción de las cosas, sé valiente al ser honesta contigo misma.
  • Si eliges sonreír y verte con buenos ojos, esa será la imagen que te devuelva el espejo. No te mires con lástima, porque si te miras así, tu actitud será negativa y lo que debes ser es positiva.
  • Si tenes pensamientos pesimistas, bajan tu nivel de energía. Procura acostumbrarte a adoptar una actitud optimista, no pienses en negativo. Todas pasamos por períodos bajos. Por lo tanto, esto implica que debes practicarlo a diario, y ¡muchas veces!
Mujeres que se sienten viejas

Mujeres que se sienten viejas

  • Haz algo, por pequeño que sea el gesto, por cambiar tu situación. Si todo el tiempo piensas en tus problemas físicos, la solución es ir al médico y ponerte en tratamiento. Si buscas una pareja, apúntate a un club o a una página para solteros. Si quieres adelgazar: sal a dar un largo paseo o tira la basura esa hamburguesa con patatas fritas que te tienta y que compraste en una hamburguesería.
  • A ver, no temas flirtear, a veces es como un elixir de vida. Y por qué no regalarte un ramo de flores, un perfume o algo que te guste para gustar a otros. Crees que porque pasas la barrera de los 50 y pico, ¿eres ridícula? Para nada, y grábatelo en la cabeza.
  • Venga, despierta tus sentidos. Irte de spa para recibir un masajito, oler ciertos aromas, luego ir a almorzar o cenar, ¿por qué no ver una película cómica al cine o al teatro?, harán que segregues endorfinas y te sientas mejor.
  • Importante: no tomes decisiones importantes, cuando tengas un día de crisis y todo lo veas negro: no elijas ese día para separarte de tu esposo, o para dejar tu trabajo, ¡ni siquiera te cortes el cabello, ni te tiñas! Las decisiones mal tomadas, tienen consecuencias
  • Evita compararte con jovencitas de veinte años, porque tu ya lo has pasado y la experiencia que has tenido, fue para crecer. Por lo tanto, ¡Terminantemente prohibido hacer comparaciones!

    Mujeres que se sienten vieja

    Mujeres que se sienten vieja

  • Lee algo que te inspire, ya sea  una frase, un libro, una poesía o un comic.
  • La meditación y el yoga son dos disciplina que ayuda mucho, sobretodo, la meditación. Practícalo todos los días cinco minutos. Verás qué bien te sentirás.
  •  Piensa que hoy es el futuro que tanto te preocupaba ayer, y que todavía te queda otro tanto por delante. No pienses que porque tienes 50 años en adelante no te queda tiempo. Cada momento es valioso
  • Cuando juegas con un niño, sea tus nietos, sobrinos o hijos de amigos, es algo maravilloso porque el niño siempre te enseña cosas, como los perros también, ellos lo viven sin pensar en otra cosa que no sea disfrutar, reir.  Intenta ver la vida desde su perspectiva.
  • Piensa en alguien a quien puedas ayudar, y hazlo, eso te gratificará. Ayudar a los demás, aumenta la autoestima y la satisfacción personal. Por lo que puedes colaborar en alguna asociación, por ejemplo.
  • Pide a tu pareja, a un amigo, que te dé un abrazo, o varios. ¿Sabías y está comprobado científicamente, que el contacto físico placentero fortalece el sistema inmunitario?
  • Venga, haz una lista de todo lo positivo en tu vida que es mucho. Y da gracias por que lo tienes.
  • Anota en un papel lo que te preocupa y piensa, ¿qué le sugerirías a una amiga que tuviera esa preocupación? Y ponlo en práctica.
  • Sal a pasear sin rumbo fijo, si si, como lo lees. Muchos filósofos y hasta escritores, caminan como forma de meditación.
  • Duerme una siesta. Descansar  una horita todos los días, es lo suficiente porque anima, y también refuerza las defensas físicas y psíquicas.
  • No hay nada mejor que mirar una película cómica. Tendrás una buena sesión de risoterapia y eso te hará recuperar el ánimo.

Ahora,  abandónate y piensa en positivo. No somos responsables de nuestras emociones, pero si de cómo las manejamos.

Deja un comentario

Tu correo electrónico no será publicado.


*