Elegir el vestuario adecuado para mujeres de 50 años

Mujeres de 50 vistiendo a la moda

Si te preguntas: ¿cómo vestir después de los cincuenta años? Es verdad, que no nos podemos vestir como niñas adolescentes, pero si como unas damas de mediana edad en nuestra segunda juventud. En algún momento alguien decidió que a los veinte hay que vestirse de tal manera, a los treinta de otra, y así sucesivamente para cada década. Pero yo no estoy de acuerdo.

mujeres de 50 años

mujeres de 50 años

Voy a romper un poco con estos estereotipos y decirles lo que en mi experiencia funciona para toda mujer, no importa la edad que tenga. Yo soy una persona con mucha personalidad y si algo me hace elegante y femenina, pues a ello aspiro.

Para empezar, piensa que has llegado a los 50 años, 60 años ó más, así que tienes todo el derecho de vestirte como te apetezca sin que se te juzgue. Por si no recuerdas, cuando eramos jóvenes entre los 15- 30 años, parecía que si no te vestías con los must, no estabas a la moda. Por otro lado, tú misma seguro que has ido adaptando tu vestuario a cómo te ves y te sientes con el paso de los años, ¿no es cierto?. Aunque hay que reconocer, que hay mujeres que no asumen su edad, aún teniendo un físico normalito o pasado unos kilitos y si visten como jovencitas. Pero bueno, todo queda en cada una y no las juzgo. Si ellas se ven bien así, todo está bien.

Ahora bien, yo te cuento mis tips de moda y tú dime luego qué te parecen y cómo abordas la evolución de tu estilo.

mujeres de 50 años

mujeres de 50 años

Soy una mujer no soy esclava de la moda. Nuestra edad, nos confiere carácter y estilo propio. Y estoy segura que lo has ido adquiriendo… casi sin darte cuenta. Te hago una preguntita: fíjate en tu vestuario y pregúntate: ¿cuál es tu estilo personal? ¿Te gusta vestir formal o eres desenfadada en el vestir? ¿te gusta el estilo Hippy? La manera en que yo compro la ropa ahora, es que la miro online primero y luego busco la tienda o  voy directamente a una tienda, entonces me la pruebo, y si me encanta desde el principio, pues me la llevo a casa. Aunque si tengo que preguntar a una amiga o dudo, es que no es para mí. Porque soy de las personas que se tiene que sentir segura de sí misma cuando una se prueba una prenda. Puede quedarle bien a otra persona, pero si “yo no me veo” con ello, la descarto olímpicamente. Te recomiendo que hagas lo mismo, porque al fin y al cabo, eres tú quien tiene que sentirse cómoda y a gusto.

  • A mi me gusta resaltar mis atributos y disimular mis puntos débiles. Mi consejo es: que si se tiene las piernas largas y delgadas, pues una debe lucir una falda por encima de las rodillas, mientras te quede bien. Por otro lado, si el escote ya no es lo que era y prefieres disimularlo, hazlo con un pañuelo o bien busca prendas con cuello redondo que es lo que mejor va. Pienso que son decisiones que vas tomando cada día al conocer tu cuerpo y cuando estás frente al espejo. Según va cambiando mi cuerpo, voy modificando mi vestuario. Es mi secreto. Quizás ese vestido escotado que hace tres años me encantaba, ahora no me hace sentir cómoda. Así que me compraré otro que resalte mis pechos, lo lleve a mitad de rodilla, pero que sea de dos costuras entallado, por ejemplo, o cuyo vestido elegido, me haga sentir etérea y maravillosa.
  • Vestirte de acuerdo con tu figura y no con tu edad. Aunque tengo 54 años, pues resulta que en España, que es donde vivo, me cuesta encontrar ropa de mi talla en las secciones de señoras. Soy de constitución rellenita y, bueno, pues para que me esté bien la ropa tengo que comprar en el departamento de tallas grandes. Aunque te cuento que he encontrado tiendas como Encuentros, que tienen prendas como para una y están a muy buen precio. Naturalmente que procuro no hacer el ridículo porque mi figura es de una señora y no de una jovenzuela, pero sí elijo la ropa sin pensar si la diseñaron para alguien de mi edad o una mujer más joven. Si me queda bien, pues eso es lo que importa.

    Mujeres de 50 años

    Mujeres de 50 años

  • Divertite con los accesorios. Cuando la ropa es sencilla, la puedes convertir en estilosa cambiando de accesorios. No necesitas gastar un pastón para vestirte bien. Con que tengas: diversos anillos, collares, pendientes, pulseras. No hace falta que sean de oro ni de plata. Pero si, de diferentes diseños, es algo que me encanta porque me hace lucir super femenina. Los accesorios te alegran la cara, e incluso te pueden subir el ánimo. Tú misma te irás dando cuenta de cómo te van quedando mejor nuevos estilos. Te confieso, que de joven, yo era amante de los pendientes y siempre salía con un par diferente que hacían juego con anillos, colgantes y pulseras y hasta me reía, porque el chico que salía conmigo en ese entonces, siempre miraba mis pendientes para ver qué diseño tenían. Se me olvidaba un punto muy importante, y es que el cuello va perdiendo elasticidad con los años, y observo que me quedan mejor los collares largos, que además distraen la vista a otro punto que NO sea el cuello. Así que, a tenerlo en cuenta.
  • En este último tip quiero hablarte de llevar zapatos bonitos y cómodos. ¿Te confieso algo? después de castigar mis pies con tacón alto desde los 14 años hasta que me casé a los 30 años, me acostumbré a llevar ballerinas y solo uso tacón cuando la ocasión lo requiere. La cuestión es que hoy en día, por suerte hay zapatos de tacón muy bonitos y comodísimos y es como si fueras descalza. En ese sentido me encantan el tacón cuadrado, porque te dan la altura sin sacrificar la comodidad, aunque hay otras que prefieren las plataforma. Cuando yo voy a un evento, a menudo llevo zapatos planos en el bolso para cambiarme en cuanto me duelen los pies después de llevar tacones un buen rato.Estos son sólo algunas de las maneras en que yo abordo el vestuario a partir de los 50 años en adelante. Pero,  ¡me encantaría saber cómo lo haces tú!

 

Deja un comentario

Tu correo electrónico no será publicado.


*