Pedro Rovira, el diseñador olvidado, en el Museo del Traje

En 1978 con sólo 57 años falleció en Badalona, su lugar natal, el gran diseñador Pedro Rovira. Casi cuatro décadas después el Museo del Traje de Madrid inaugura la primera retrospectiva de “un diseñador no desconocido, pero sí olvidado”, como subraya el comisario de la exposición Josep Casamartina I Parassols.

Hasta el próximo 18 de febrero podrá visitarse la muestra “Pedro Rovira. De la Alta Costura al Prêt-à-Porter”,  que reúne prácticamente la totalidad de las 60 piezas de Rovira que ha logrado reunir hasta la fecha la Fundación Antoni de Montpalau. Además podrá verse el documental grabado con motivo de esta exposición, así como fotografías y portadas de revistas.

Rovira

Aunque sus primeros dibujos de moda son de 1934, no fue hasta 1946 cuando se introdujo de pleno en la moda al llegar a París. Dos años más tarde abrió en Barcelona su primera casa de costura que recogía, entre otras, las influencias de su amigo Balenciaga.

Rovira2

La Atla Costura marcó su producción de los años 50 y 60 con tejidos exquisitos y bordados como señas principales.

Rovira3

A finales de los sesenta apostó igualmente por el naciente Prêt-á-Porter. Rovira vendía en Estados Unidos, en los famosos almacenes Saks en la Quinta Avenida y también vendió mucho en Alemania.

Para el comisario de la exposición y presidente de la Fundación Antoni de Montpalau, Josep Casamartina I Parassols, ha sido complicado recopilar estas piezas porque “el problema del prêt-à-porter y la moda en general es que cuando se deja de usar se tira o se da la parroquia, aunque ahora con la moda vintage se guarda más. He puesto mucho empeño en recuperar marcas que ya no existen hablando con todo el mundo a ver si ha guardado algo”.

Rovira1

Para el comisario de la muestra es muy difícil elegir una pieza porque todas tienen una historia, pero se quedaría con dos, una por una razón sentimental y otra por ser fruto de la casualidad.

La pieza con valor sentimental es el traje de novia de Ana Alegre. “Me dio el traje, se entusiasmó, habló con amigas que me dieron otras piezas para la colección Montpalau (me echaré a llorar, no puedo… balbucea entrecortado). Tras asistir a la exposición “La edad de Oro de la Alta Costura” en Oviedo, y otras ciudades, me confesó que tenía un cáncer. Puse su vestido para que lo viera en la entrada de la exposición cuando llegó a Barcelona, pero justo  murió dos días antes”.

La otra pieza tiene una historia sorprendente. “El otro caso es muy divertido. Era un traje sin etiqueta y dudaba si era un traje hecho ahora, parce muy moderno de construction, y estaba en stand-by. Un día di una conferencia sobre la Colección Montpalau en un centro de estudios de Sabadell y vino un periodista amigo y me dijo mira te traigo estas revistas que son para ti. Las encontré hace años en una basura. Era la revista Vestirama, que es muy interesante, porque documenta documenta todos los tejidos y en la portada estaba este traje, este Perdo Rovira, que hasta igual es el de esa modelo”.

Rovira4

La retrospectiva se acompaña de un documental con guión y dirección del propio comisario de la muestra y que es ya el tercero que hace, tras “Balenciaga en Barcelona: una huella oculta” para el Museo Balenciaga, y “Barcelona Prêt-à-Porter, el triunfo de la calle” realizado con motivo de la exposición “Barcelona Prêt-à-Porter”.

Un total de 45 minutos donde participan amigos que le conocieron y trabajaron con él con la modelo Francina, la actriz y modelo Gimpera, el fotógrafo Antoni Bernard, o hijas de clientas como Rosa Samarach que iba con su madre y su abuela y ha sido una de las grandes donantes de piezas de Rovira.

¡Una gran exposición que no te puedes perder! Entrada gratuita. Hasta el 18 de febrero en el Museo del Traje de Madrid.

Rovira5

Deja un comentario

Tu correo electrónico no será publicado.


*