El vestuario de Madama Butterfly por Franca Squarciapino

Franca Squarciapino era una joven actriz cuando se cruzó en su camino el que se convertiría en uno de los grandes escenógrafos del siglo XX, Ezio Frigerio. Franca comenzó entonces como asistente de Ezio, que trató de disuadirla para protegerla del complicado mundo de la escenografía. Pero la pasión por los figurines ya era imparable. Desde entonces, el matrimonio ha dado la vuelta al mundo y ha trabajado junto en muchas ocasiones, como ahora en la ópera de Puccini “Madama Butterfly” que regresa al Teatro Real, 110 años después de su estreno en noviembre de 1907, con 16 funciones entre el 27 de junio y el 21 de julio, que cierran la temporada.

Con una original puesta en escena de Mario Gas y la escenografía de Ezio Frigerio, la ópera cuenta con la reconocida y oscarizada Franca Squarciapino en el vestuario.

fotosmadamabutterflycasti12Fotógrafo: © Javier del Real | Teatro Real

La ópera está ambientada en un plató de cine de Hollywood de los años cuarenta donde se graba “Madama Butterfly”. El público asiste a un doble efecto visual: los personajes de la ópera en el escenario y la película en blanco y negro que los espectadores pueden ver a través de las pantallas. Esta escenografía ha determinado el vestuario, todo en blanco y negro excepto el kimono de la boda de la protagonista, la joven geisha adolescente Cio-Cio San, que es rojo.

“Todos los kimonos son de seda, en blanco y negro, con estampados japoneses creados por mí”, apunta Franca Squarciapino, mientras que el kimono rojo procede de un anticuario y es propiedad del Teatro Real.

fotosmadamabutterflycasti22Fotógrafo: © Javier del Real | Teatro Real

Ezio Frigerio asegura que es una escenografia contra el orientalismo, “la ópera no deja de ser italiana, trata sentimientos universales que puede haber sucedido en cualquier parte del mundo. Fui oficial marino y he visto que es una historia que se repite. El marino que viaja y tiene hijos por todo el mundo, o la persona que abandona a otra”.

fotosmadamabutterflycasti221Fotógrafo: © Javier del Real | Teatro Real

Franca Squarciapino afirma que esta “Madama Butterfly” no es una ópera grande cuanto al número que personajes que ha vestido, alrededor de 60, frente a otros trabajos que ha realizado como la ópera “Aida” en China con casi 400 personas y 36 camiones de decoración. “A los chinos les encanta la escenografía”, subraya Ezio Frigerio.

fotosmadamabutterflycasti121Fotógrafo: © Javier del Real | Teatro Real

La figurinista italiana encuentra la documentación e inspiración para su trabajo en la pintura, la escultura, la historia de la moda… pero en la mayor parte de las ocasiones ella no dibuja los figurines, lo hace su asistente. “Para mí el diseño es dar mi idea y la labor importante se hace en sastrería, en la elección de los materiales”, apunta Franca.

Pese a su importante y galardonada trayectoria en el cine, como el Óscar por el vestuario de Cyrano de Bergerac, (1990) o el Goya en 1998 al mejor diseño de vestuario por “La camera del Titanic”, buena parte de su carrera ha transcurrido en el teatro. Para Squarciapino “crear vestuario para el cine es diferente, importa el plano corto, los detalles, en el teatro los trajes sirven para crear un ambiente, el vestuario está integrado en la escena”.

fotosmadamabutterflycasti122Fotógrafo: © Javier del Real | Teatro Real

El 30 de junio “Madama Butterfly” se retransmite de forma gratuita en plazas, auditorios, centros cultural y ayuntamientos de todo España, a través de Facebook del Teatro Real, el Palco Digital, tres pantallas en la Plaza de Oriente de Madrid, y en los museos más importantes del país.

El Museo Thyssen-Bornemisza ha inaugurado además de exposición gratuita “Madama Butterfly y la atracción por Japón”, que podría visitarse hasta el 27 de agosto. 

Deja un comentario

Tu correo electrónico no será publicado.


*